Yoga para Niños

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…






Los beneficios que el yoga aporta a las personas son innumerables y no está condicionado por la edad con la que se realiza esta práctica. Muchas personas recomiendan las sesiones de yoga infantil después de los 6 años, pero depende más de las condiciones físicas y de la actitud de cada niño.

 

yoga niños

 

Beneficios de la práctica de yoga en los niños

 

  • Proporciona al niño comodidad, confianza en sí mismo, su autoestima y control de las relaciones con el entorno. El niño se mantiene alerta pero al mismo tiempo relajado.
  • Aprende a desarrollar mejor el proceso de respiración consciente y relajación.
  • Adquiere conexión con el mundo espiritual a través de las técnicas de meditación y de la práctica de las asanas.
  • El niño adquiere flexibilidad y elasticidad física.
  • Se fortalece el sistema inmunológico y les ayuda a conciliar mejor el sueño.





Posturas de yoga para practicar con los niños

Yoga para niños

 

  • Posición de media luna: consiste en ponerse de pie y levantar completamente los brazos por arriba de la cabeza, entrelazando los dedos de las manos, luego abres toda la zona lateral del cuerpo formando un arco en media luna, esta asana ayuda a la respiración y mejora la alineación de la columna vertebral.

 Mantén la postura por un minuto, descansa un poco en posición vertical y posteriormente cambia de lado.

 

  • Doble flexión hacia adelante: esta asana se ejecuta de pie con los brazos pegados al cuerpo.

En esta posición se inhala flexionando el torso hacia adelante completamente, y luego se exhala volviendo a la posición original.

De esta manera, el niño estira la columna vertebral, mejora la respiración, favorece la flexibilidad en la espalda y el abdomen y ayuda a la circulación de la sangre.

 

  • Postura Abeto: esta postura se realiza de pie con los brazos completamente estirados. Eleva una pierna hasta apoyar la planta del pie en la rodilla contraria y luego, eleva los brazos hasta juntar las palmas de las manos por encima de la cabeza.

Mantén esta postura durante un minuto y luego realiza varias series alternando las piernas.

Este ejercicio es excelente para fortalecer los músculos de las extremidades superiores e inferiores, así como para mejorar la flexibilidad en esas zonas.

 

  • Postura Vrksasana o postura de árbol: esta postura desarrolla y mejora el equilibrio, además resulta divertida para los niños. Se realiza sobre un pie, llevando el otro pie por encima o por debajo de la rodilla contraria, dependiendo de la flexibilidad.

Imagínate que la pierna de apoyo es el tronco de un árbol con la raíz en el suelo y extiende los brazos hacia arriba, como si fueran las ramas del árbol, dándoles movimiento para hacerlo más divertido.

 

También existen prácticas de yoga para niños inspirados en cuentos infantiles; está técnica está dirigida a estimular la imaginación y el aprendizaje.

 

Técnicas de respiración

 

  • Sentarse y colocar las manos en el cuello, flexionar el cuerpo hacia adelante y soplar, luego inhalar estirando al mismo tiempo la espalda e incorporándose. Repetir varias veces.





  • Otra técnica de respiración, consiste en acostarse de lado, apoyando la cabeza en una mano y flexionando las piernas, en esta posición inhalas levantando suavemente el brazo hasta que quede en posición vertical, y exhalas bajando el brazo suavemente hasta llevarlo a su posición original. Flexionando el tórax y el abdomen.

 

Cuentos de yoga para niños

 

El aprendizaje del yoga en los niños suele facilitarse con historias que contengan narraciones con posturas de yoga que los niños puedan realizar, haciendo la práctica una sana diversión.

[amazon_link asins=’1479340049,1499548001,1511756977′ template=’CopyOf-ProductGrid’ store=’yogaasanas-21′ marketplace=’ES’ link_id=’03190266-d3b2-11e8-9a5d-e96bee8e3202′]

Sofía en una aventura por la selva

Es la historia de Sofía, por la selva en la cual los niños por medio de la imaginación, se deslizan como serpientes, revoletean como mariposas y vuelan como tucanes.

 

Hola Bali

Un libro de aventuras para niños en el cual la protagonista viaja con sus hijos a Bali – Indonesia, donde los niños aprenden posiciones como el surfeo, prácticas de danzas y posiciones adoptadas por un mono al sentarse.

 

Ema y un verano inolvidable

Con este cuento los niños ensayan divertidas actividades y posturas que se adquieren al surfear, patinar y nadar, exploran movimientos y los más pequeños, aprenden los días de la semana.