Banco de meditación

tienda de yoga

Un banco de meditación es un accesorio ideal para comenzar con la práctica de la meditación. Ayudan a sostener el peso de los glúteos y espalda, aliviando los músculos y articulaciones de las piernas. Lo que permite mantener una postura más cómoda, para llegar a la máxima concentración y atención por un tiempo más prolongado.

 

Cómo usar un banco de meditación

Los bancos de meditación se utilizan para sentarse sobre ellos con la intención de ayudar a mantener la espalda recta sin mucho esfuerzo.

Una de las posturas que puedes tomar se llama “zeiza” y consiste en arrodillarte en el suelo manteniendo la espalda recta. Acercar el banco por detrás y sentarte sobre él.

También puedes sumar una toalla enrollada sobre tus piernas para apoyar tus brazos.

Otra postura que puedes realizar es la ya conocida “flor del loto”, sentarte sobre el banco de meditación cruzando las piernas, permitiendo que los empeines de los pies descansen en el muslo de la pierna contraria. Para comenzar puedes dejar una de las piernas en el suelo, esta postura se llama “medio loto”.

 

Medidas para banco de meditación

Elegir la altura es una condición primordial para lograr la postura que nos permitirá una mayor concentración para meditar durante un tiempo más prolongado. Están realizados en madera y tienen una altura que varía entre 12cm y 15 cm.

 

¿Cómo hacer un banco de meditación?

Para armar tu propio banco de meditación necesitas una tabla de madera de 50cm x 15cm aproximadamente que será el asiento. Dos tablas de 20cm x 12cm para las patas y dos bisagras para unir las patas al asiento.

Ahora sólo tienes que unir las bisagras a las patas y al asiento con tornillos.

 

Comprar el mejor banco de meditación

El banco de meditación ideal es aquel que tenga la altura que te haga sentir cómoda. Si aún no te acostumbras a la madera, puedes optar por un banco que incluya un cojín.

Si deseas trasladarlo o guardarlo en tu casa, puedes comprar un banco de meditación plegable.