Meditar dia a dia

meditacion

CHICA MANTRA OM

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Meditación diaria para una vida mejor

La meditación es una práctica muy frecuente y casi obligada dentro de las culturas orientales y en las últimas décadas está cada vez más difundida en el mundo occidental debido a sus ya probados y múltiples beneficios que ofrece tanto para la salud psicológica, como la emocional y física.

Por algo será que en oriente se practica la meditación a diario desde hace siglos.

¿Para qué sirve la meditación diaria?

Para las filosofías y religiones orientales, como el hinduismo, budismo y otras, así como en la práctica de Yoga y disciplinas similares, el principal objetivo buscado con la meditación, es la sintonía con el mundo espiritual y las fuerzas más grandes del universo, el equilibrio de la mente y de uno mismo, tanto física como emocionalmente.

Podríamos decir que tenemos un cupo dentro de nosotros para llenar con “mediación”, para llenar con relajación y equilibrio emocional y mental.

 

¿Cómo meditar todos los días?

Si, es posible mediar día a día.

Se puede meditar a diario prácticamente en cualquier momento del día, mientras caminas, mientras corres, mientras te duchas, mientras comes, mientras trabajas, mientras cocinas, mientras estabas hablando con alguien.

 

aprender a meditar

 

Eso es posible gracias a que meditar consiste en estar en el momento presente, o lo que es lo mismo, pensar y sentir ahora en lo que estas haciendo ahora mismo.

Un ejemplo de esto, ahora estoy pensando en como suenan las teclas del teclado, pienso en lo que estoy escribiendo, en lo que significa, escucho la música que suena, el sonido de los coches pasar por la ventana, ah! y corregir mi postura en la silla que estoy empezando a sentir la espalda cargada.

Lo mismo puedes hacer tu en tu vida diaria y estarías practicando otras técnicas de meditación.

 

Beneficios de meditar todos los días

La meditación no se trata de dormir, ni de entrar en trance, ni de aislarse de la realidad o perder la consciencia.

Muy por el contrario, en el estado de meditación es cuando más alerta y consciente está la persona. Es una herramienta perfecta para poner en práctica la máxima griega: “Conócete a ti mismo”.

 

  • Ayuda a revisar la relación con uno mismo y con el entorno.
  • Fisiológicamente se dice que tiene efectos excelentes en la reducción de la presión sanguínea y la tensión arterial.
  • Mejora además el metabolismo
  • Elimina el estrés y la ansiedad y con ello todas las enfermedades de origen nervioso o emocional también.
  • Permite mejorar la concentración y con ello, la memoria.

 

Para saber meditar es necesario tener en cuenta algunos aspectos como la actitud, que debe ser de aceptación, de tolerancia y valoración del presente, sin intentar cambiarlo y sin juzgar, ya que meditar no es esforzarse, es asimilarse, dejar fluir.

Otro aspecto es la relajación, lo cual es fundamental para una buena meditación, en agitación es imposible lograr el estado deseado.

 

¿Cómo empezar a meditar?

Existen numerosas técnicas para aprender a meditar, para los principiantes lo ideal es que sea una sencilla, para no perderse siguiendo complicados pasos que no permiten el estado de relajación.

Son excelentes aquellas centradas en la respiración profunda y acompasada, en una visualización, y en el canto de mantras. Lo ideal es hacerlo a diario.

 

Aquí van algunos consejos prácticos:

 

  • No es necesario tener un altar, o un ambiente específico con velas, incienso u otros aditamentos, pero si se siente cómodo/a con ellos, es válido. Lo importante es que sea un ambiente limpio, aireado, fresco, con un aroma que invite a la relajación. Un incienso estaría bien, escuchar música suave, relajante un poco antes. Para meditar lo ideal es evitar ruidos de cualquier tipo o distracciones.
  • Apague el teléfono y el televisor.
  • Una silla adecuada y cómoda, una buena postura, que facilite la relajación, ropa cómoda, espalda recta, ojos cerrados, manos con las palmas hacia arriba o hacia abajo sobre los muslos (como te sea más cómodo), cuello estirado y cabeza un poco inclinada hacia adelante. O sino acostado en la esterilla, en una alfombra o en la cama. Como te sientas más cómodo/a.

  • Puede cantar algún mantra sagrado que induzca a la meditación, unas tres veces.
  • Concentrarse en la respiración, aspirar, retener y soltar, centrándose en el efecto en el cuerpo, en cómo se siente, sin intentar ver, oír o sentir nada de afuera de sí mismos. Sin juzgar, solo sintiendo.
  • Aquietar la mente. Pasados unos minutos, entrarás en el estado de meditación.

2 thoughts on “Meditar dia a dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *